Click acá para ir directamente al contenido

Chileno en Suiza realiza nueva donación a bomberos

Douglas Barahona envía donaciones a Chile desde 2007, con el propósito de apoyar a los voluntarios que trabajan en la VI región.

Martes 22 de Diciembre de 2015

Empapado del espíritu navideño, el chileno residente en Suiza, Douglas Barahona, realizó una nueva donación al Cuerpo de Bomberos de Requinoa y Pelequén, ambos localizados en la Región de O’Higgins.
Se trata de un vehículo ambulancia marca Volvo, otro vehículo de acompañamiento marca Opel (destinados a Requinoa), junto a los vehículos marca Mercedes Benz, modelo Unimog, y otro para transporte de personas marca Fiat (Malloa).

¡Bombero chico bueno!
Fue en 1980, a sus 29 años cuando emigró a Suiza. Graduado de enfermero, partió del pueblo de Pelequén, ubicado en la VI región, para radicarse en Europa.

Pese a que en el colegio había sido el peor alumno de francés, por el azar encontró trabajo en la región de habla francesa de Suiza. “En tres meses tuve que aprender la base del idioma de Molière”, cuenta para explicar los cambios que tuvo que procesar en poco tiempo. El idioma, la cultura, el extrañar a la familia, entre otros.

Pero con el pasar del tiempo, aparte de trabajar en su profesión comenzó a dar clases de español y fue así como conoció a su actual pareja, con la que tiene un hijo de 10 años. En familia viajan todos los años a Chile, pero no precisamente a compartir con sus seres queridos más directos, si no que para ayudar.

Durante el tiempo que residió en Chile no formó parte de ninguna compañía de bomberos, pero desde 2007 pertenece a la 5ª Compañía de Bomberos de Pelequén. Para algunos puede parecer extraño, ya que su residencia actual no es en nuestro país, pero los lazos le han permitido sentirse parte de este equipo.

En Suiza trabaja en el hospital La Chaux-de-Fonds, ubicado en el cantón de Neuchâtel, capital del distrito de La Chaux-de-Fonds y desde que comenzó a trabajar ahí se integró al cuerpo de bomberos local. Reviva la entrevista publicada en noviembre de 2013

¿Cómo gestionó su primera colaboración hacia Chile?

Con la colaboración de mi cuñado, bombero-ambulanciero profesional. Después de haber tomado contacto con los bomberos de Pelequén, empezamos a recibir una gran cantidad de material de bomberos fuera de uso, que no quiere decir forzosamente usado. Numerosas piezas (en particular cascos) estaban aun con su protección de plástico original. El primer “obsequio” consistió en tenidas de bombero en “Nomex” que transportamos como equipaje adicional, un poco más de 180 kg. El primer contenedor fue enviado en 2007 y consistía en una enorme cantidad de material usado y en buen estado e incluía un station-wagon obsequiado por los bomberos de La Chaux-de-Fonds. Todo obtenido gracias a la acción del sargento Laurent Stofer. Muchos de sus colegas participaron a la recolección de útiles y equipamiento, como también a cargar el primer contenedor. El último envío fue un carro-bomba y es el número 14. Este llegó el 15 de noviembre a San Antonio y ya está en Pelequén.

¿Cuáles compañías de bomberos se han beneficiado con su ayuda?

Se ha creado una fraternidad entre los bomberos de Pelequén y los bomberos de la región de La Chaux-de-Fonds, más específicamente con el SIS MN (Servicio de Incendios y de Socorro de las Montañas de Neuchâtel). Así, la compañía de bomberos de Pelequén ha tomado el nombre de Bomba Chile-Suiza, con el aval de la Embajada de Suiza en Chile. Ellos han permitido que se beneficien muchas otras compañías de zonas como Lolol, Pupuya, El Tambo, Roma y varias otras de la VI Región.

También se ha enviado implementación a Lonquimay y Los Lagos por el sur y algunos de la ciudad de La Serena por el norte. El cuerpo de bomberos de Rengo recibió un contenedor y la tercera Cía. de San Fernando recibió otro conteniendo en particular un vehículo Mowag (GMC)

¿Qué lo motiva a gestionar esta ayuda?

Ayudar es parte de mi manera de ser. Es algo que he encontrado también entre los suizos, los que son campeones en el área humanitaria. Pero, no soy de los que dan un pan al hambriento. Como en general yo pago el contenedor de mi bolsillo, exijo que los beneficiados se las arreglen para pagar el costo del transporte. Y cuando he adquirido algunos vehículos aunque sea a bajo precio, exijo el monto de ese gasto. Además, me parece natural ayudar y ser útil a mi país. Es muy difícil cortar las raíces. Pero también con mi pareja ayudamos a una comunidad en India y Bolivia.

¿Qué mensaje le entregaría a los compatriotas alrededor del mundo que lo leerán?

A algunos vivan en países “acomodados” que no se olviden que muchas cosas que están “de sobra” en esos lugares, en otros pueden llegar a ser una gran ayuda. Es la razón por la que yo hago llegar implementación bomberil a un pueblo chico, desde donde se reparten las cosas para entregar un mejor servicio a la comunidad.

Luis Cantillana, Director de la Compañía de Bomberos Chile-Suiza

Se conoció con Douglas Barahona hace más de 40 años. Estudiaban juntos y recuerda que en una oportunidad que regresó a chile, viajó con su cuñado, a quién le llamó la atención el que los bomberos estuvieran pidiendo donaciones en las calles, siendo que en Suiza es una profesión.

En esa oportunidad, Luis le contó que de esa forma costeaban su supervivencia, como uniformes y petróleo, entre otros, porque los recursos en un pueblo son escasos. “Nos acompañó a un procedimiento y le impactó la forma en la que prodecimos en el rescate de un accidente vehicular, con rapidez y profesionalismo. Dijo que lo único que nos faltaban era la vestimenta e implementos adecuados asi que decidió ayudarnos”, cuenta Luis.

Fue así como recibieron más de 10 cajas de ropa de bombero, equipos de extricación, para rompaer vehículos y rescatar personas atrapadas y hasta un vehículo 4×4.
“Cuando ellos viajan a Chile lo que hacemos es llevarlos a visitar las otras compañías que estánen nuestra provincia, las que también se han beneficiado con sus donaciones”, relata Luis.