Click acá para ir directamente al contenido

Se realizó conferencia anual CREGA en Australia

El grupo de investigación de chilenos en Australia hizo esta actividad en conjunto con Becpas.

Lunes 8 de Septiembre de 2014

Con gran éxito de audiencia y presentaciones de gran interés para nuestro país se llevó a cabo la Segunda Conferencia de Graduados Chilenos de CREGA- (The Chilean Research Group of Australia), realizada en conjunto con la asociación de Becarios y Estudiantes Chilenos del Pacifico Sur (BECPAS), en la Universidad de Melbourne, Australia el pasado 4 y 5 de Septiembre. La Conferencia fue patrocinada por el Consulado General en Melbourne, y co-financiada por un fondo concursable de DICOEX y otro de Chile Global. En representación del comité organizador, Felipe Almuna, presidente de CREGA, agradeció la presencia de los 90 participantes y en especial a los 20 estudiantes de postgrado chilenos de las ciudades de Adelaida, Brisbane, Canberra, Hobart y Sydney que se unieron a sus pares de Melbourne desde sus respectivas ciudades para participar de este evento. Al saludo inicial se sumó la carta del recientemente asumido Embajador de Chile en Australia Daniel Carvallo, quien por razones de agenda no pudo asistir a la conferencia.
El puntapié inicial, una clase magistral del Profesor Emérito de las Universidades de Boston y La Trobe, Dr. Claudio Veliz abrió los ánimos para una cálida jornada en donde los estudiantes Chilenos mostraron sus proyectos de investigación. Citando al poeta Ingles T.S Eliot en su libro Muerte en la Catedral, drama en verso sobre el martirio y muerte en 1170 de San Thomas Becket; el profesor Veliz presentó un motivador discurso para los estudiantes, analizando, desde un punto de vista histórico, el creciente interés de los profesionales chilenos por adquirir un alto grado académico; venciendo barreras, no solo geográficas transoceánicas, sino idiomáticas y culturales. La conferencia contó con la participación de destacados académicos de diversas universidades australianas y personalidades del quehacer político y empresarial de Melbourne incluyendo altas autoridades del Estado de Victoria tales como el ex-Premier Hon. Ted Baillieu, al Hon. Bruce Atkinson, Presidente del Parlamento, la Subsecretaria de Comercio, Manufactura, Aviación y Empleo Sra. Marion van Rooden; a ellas se suman el Prof. Simón Evans, Vice-decano del Departamento Internacional de la Universidad de Melbourne, el Canciller y Vicepresidente de la Universidad de Monash el neurocientífico y filántropo australiano Dr. Alan Finkel, la Sra. Kate Roffey, Gerente General del Comité por Melbourne, ey el Dr. CArloz Opazo, Neurocientífico chileno de gran trayectoria en Australia.
Cabe mencionar la activa participación de Alexo Domínguez, Jefe de Planificación de Becas Chile, cuya charla, cerrando el primer día, enfatizó en la apuesta del programa de becas sobre el capital humano chileno y la importancia de promover redes de conexión entre los estudiantes y entidades académicas y empresariales tanto en el país a su retorno como en el extranjero, de tal manera de continuar alianzas estrategias que se pudieran generar durante el tiempo que duren los postgrado. La segunda jornada estuvo destinada a la generación de redes de contacto entre los alumnos y diversas entidades, contó con el discurso inicial del cónsul general de Chile en Melbourne don Diego Velasco von Pilgrimm, quien reconoció el valor de esta iniciativa estudiantil destacando que este es la primera vez en todo el país que estudiantes de postgrado latinoamericanos se reúnen y logran convocar importantes personalidades. El cónsul se manifestó orgulloso de que este grupo fuera conformado por estudiantes Chilenos y manifestó que “la tarea no termina al finalizar la conferencia, sino que emprende vuelo y genera nuevos alientos para su desarrollo en Chile”, una vez que los alumnos retornen.
En un formato de mesas redondas se debatió sobre el rol y la importancia de incorporar el emergente capital humano altamente capacitado al campo laboral ya sea en Australia o en su retorno al país. ¿Cómo establecer una relación continua entre ambos países que pueda beneficiar tanto al país de origen como al país receptor así como al estudiante que decide emigrar y estudiar en el extranjero? Este crucial punto de vista fue analizado por el Dr. Francisco Rowe, postdoctorado de la escuela de Geografía, Planificación y Gestión Ambiental de la Universidad de Queensland, Karen Gould, Gerente General de la oficina de Admisión de la Universidad de Melbourne y Mary Ann Jackson, Gerente de la compañía Visionary Design Development, empresa encargade de gestión y estudio de proyectos de planificación urbana, accesibilidad y sustentabilidad. Uno de los principales argumentos debatidos fue el rol que desempeñan los alumnos como “embajadores” de Chile en Australia y de Australia en Chile en su retorno al país. Asimismo, Kate Roffey, Louisa Jordan, Diego Velasco y Emilio Thodes se refirieron a modelos de interacci´pon multidisciplinaria, dea de redes u organizacionales como el del “Committee for Melbourne”.
El primero de estos puntos tiene relación con la capacidad de liderazgo y de construir diferentes formas de interrelación y conexión durante el periodo de estudios en Australia – “Existen muchas formas de retribuir a la Universidad, una de ellas es participando activamente en la comunidad de graduados que desarrolla diversos programas de tutorías y asesorías a nuevos y futuros estudiantes alrededor del mundo” – concluyó Karen Gould. Muchos alumnos, una vez graduados, al retornar a sus países continúan vinculados a la universidad facilitando redes de contacto con otros alumnos graduados en otros países, generando proyectos colaborativos y aportando a sus comunidades locales desde cada uno de sus áreas de experticia. Según el Dr. Rowe, experto en migración laboral y desarrollo regional, “el desarrollo de capital humano avanzado es un componente esencial para el crecimiento y desarrollo de un país”.
En el caso de nuestro país, la inversión en educación y ciencia alcanza solamente el 0.5% del producto interno bruto, cifra que posiciona al país en el último lugar de la lista de los países de la OCDE en estas materias. Es por ello que políticas como el programa de Becas Chile, que permite la formación de capital humano altamente capacitado, representan una alternativa inigualable para proveer al país con los profesionales expertos necesario. Se estima que para el año 2020, cerca de 30.000 estudiantes de postgrado en el extranjero regresaran al país, situación que se contrasta con la real demanda laboral para magísteres y doctorados que existen en el país. Esto dio a pie para que durante la conferencia de discutiera sobre flexibilizar la obligatoriedad de retornar al país que tienen los estudiantes beneficiados con las Becas Chile, mirando al mayor beneficio para Chile en los casos que haya mejor capacidad de investigación en el exterior.
Esta alternativa no parece ser muy popular entre los estudiantes ya que en un reciente estudio, 74% de los estudiantes Chilenos de postgrado en el extranjero (Sandoval, 2014) manifestaron su preferencia de permanecer en el país de sus estudios debido principalmente a las posibilidades laborales y desarrollo de investigación que se generan. Este dicotomía entre la obligación de volver y la posibilidad de desarrollo en el extranjero ha sido exitosamente modulada en países en vías de desarrollo, como es el caso de la India, en los que los profesionales se capacitan y especializan en el extranjero, y luego al retornar, mecanismos como la “circulación de cerebros” y el establecimiento de diásporas pueden nutrir al país con profesionales altamente capacitados mientras se mantienen relaciones con los países en los llevaron a cabo sus estudios, como por ejemplo desarrollando proyectos en conjunto y creando puestos de trabajo en donde se garantiza el flujo constante de conocimiento que beneficia tanto a los estudiantes como al país de origen y el país que los recibe.
Propuestas concretas

Entre otras iniciativas planteadas en conjunto con el Consulado General, destaca la generación de Grupos de Trabajo multidisciplinarios para hacer estudios integrales de largo plazo en torno a una Región o comunidad, que sirvan de guía a las autoridades cíclicas. Ello, siguiendo el modelo del “Committee for Melbourne”, conocido “Think Tank” que es responsable en gran medida de que Melbourne pase en 30 años desde ser una ciudad regional a la Primera en calidad de vida en el mundo.